En que consiste el marcado CE

Vigilancia del Mercado

Los Estados Miembros están obligados a adoptar medidas para efectuar controles en los productos comercializados con el fin de verificar la conformidad de los mismos.

 

Para ello, las autoridades nacionales competentes podrán:

  • Solicitar acceso al lugar de fabricación y/o almacenamiento de los productos
  • Solicitar la documentación relativa a la conformidad
  • Tomar muestras para efectuar ensayos y/o exámenes relativos a la conformidad

Sanciones

Las medidas adoptadas por los Estados Miembros en caso de detectar un producto que pueda comprometer la seguridad y/o salud de los usuarios y/o terceros debido al no cumplimiento de requisitos esenciales o a la aplicación incorrecta de las normas armonizadas, podrán ser:

  • Retirar el producto del mercado
  • Prohibir su comercialización
  • Restringir su comercialización

Por otro lado, los Estados Miembros han establecido los correspondientes procedimientos de actuación y sanción, en caso de incumplimiento.

En España

En España, la Ley 22/1994, “Responsabilidad civil por daños causados por productos defectuosos”, regula las sanciones de aplicación y fija un límite máximo de 63.000.000 euros (10.500.000.000 pts.) de responsabilidad civil en el caso de muerte o accidente grave causado por un producto defectuoso.

Hay que recordar que el fabricante es el responsable de los procedimientos de certificación y de la conformidad de un producto, es decir, mediante el marcado CE asegura que el producto es conforme con los requisitos esenciales y debe estar en disposición de facilitar la información pertinente (declaración de conformidad, documentación técnica, etc.) a efectos de control, para lo cual guardará dichos registros durante un periodo de 10 años.

Compartir!